Coherencia Cardíaca

Relación entre cerebro y corazón 


El cerebro humano se divide en dos partes, un cerebro emocional (sistema límbico) que controla las emociones y la fisiología del cuerpo; y un cerebro cognitivo (neocórtex) que se ocupa del razonamiento, la atención y el lenguaje.
El cerebro emocional está orientado a la supervivencia y puede desconectar al cerebro cognitivo en caso de peligro, real o imaginario. Cuando las emociones son demasiado intensas pasan a dominar el funcionamiento de la mente, dando lugar a síntomas que van desde la irritabilidad a un ataque de pánico o una depresión.

Foto: Cristina Amor

Por otra parte el cerebro cognitivo controla la atención y es capaz de regular las emociones. Pero si este control se exagera se corre el peligro de desconectarse de la información emocional y, por consiguiente, de la orientación que ésta proporciona.

Cuando los dos cerebros actúan al unísono se complementan, el emocional indica la dirección hacia la que queremos ir y el cognitivo busca cómo avanzar por ese camino de la forma más adecuada.

La principal conexión entre el corazón y el cerebro se establece a través del sistema nervioso autónomo. Este sistema regula el funcionamiento del cuerpo generalmente de forma involuntaria e inconsciente.

El sistema nervioso autónomo está formado por dos ramales que surgen del cerebro emocional y llegan a todos los órganos del cuerpo. Un ramal es el acelerador, el que activa las reacciones de lucha o huida y se denomina sistema simpático. El otro es el freno y se encarga de los estados de relajación y calma, se denomina sistema parasimpático. El equilibrio entre estas dos ramas es necesario para mantener una salud emocional y se refleja en la frecuencia del ritmo cardíaco.

Las emociones negativas no solo aceleran el ritmo cardíaco sino que también lo tornan más irregular. El corazón se acelera y desacelera siguiendo un patrón caótico.

Con las emociones positivas, sin embargo, la variación del ritmo cardíaco se vuelve más regular, es lo que se conoce como coherencia cardíaca.

La coherencia entre el corazón y el cerebro emocional equilibra el sistema nervioso autónomo y facilita el funcionamiento del cerebro. Este equilibrio trae como consecuencia una reducción de la ansiedad y la depresión, el descenso de la tensión arterial y el estímulo del sistema inmunitario, entre otros beneficios.

 

¿Qué es Coherencia Cardíaca?


Coherencia es el término usado por los científicos para describir un estado de alta eficiencia psicológica en el cual los sistemas nervioso, cardiovascular, endocrino e inmune están trabajando eficientemente y en armonía. La Coherencia es la base del rendimiento y de la salud óptima en el ser humano.

Coherencia Cardíaca es una técnica que enseña a controlar el estrés, que permite observar y medir los progresos del entrenamiento de tu corazón en tiempo real.

Estudios del Instituto HeartMath han demostrado que las emociones se reflejan claramente latido por latido en el ritmo cardíaco y recibe el nombre de Variabilidad del Pulso Cardíaco o VPC, siendo su análisis un indicador clave del nivel de Estrés. Se habla de coherencia cardíaca alta, cuando la VPC de la persona es equilibrada.


El tiempo entre cada latido del corazón varía. Cuando hay estrés, esa variación es mayor e irregular.

Coherencia Cardíaca te permite ver, de forma visual, cómo responde tu corazón a los niveles de estrés.

El Software de Coherencia Cardiaca diseñado por el Instituto HearthMath ayuda a la gente a prevenir, manejar y eliminar los efectos del estrés. Coherencia Cardíaca demuestra, con un programa sencillo y fácil de manejar, su estado de estrés fisiológico y real basado en los latidos de tu corazón. 

Ensayos clínicos han demostrado que Coherencia Cardíaca puede eliminar o reducir:
  • La Hipertensión
  • Diabetes tipo II
  • Arritmias
  • Síndrome de déficit de atención en niños

 

¿Qué vas a aprender en este taller?


Con el Taller de Coherencia Cardíaca, entrenas tu corazón a latir de forma regular, eliminando tu estrés.

Verás en tiempo real cómo tus pensamientos y emociones afectan al corazón y al sistema nervioso autónomo y cómo entrenando la respiración se alcanza un equilibrio automático del sistema nervioso. Aprenderás a pasar intencionadamente a un estado emocional positivo que alivia el estrés, generando ondas cardíacas coherentes, reduciendo las hormonas del estrés y aumentando las hormonas que podemos llamar "positivas".

Persona con estrés
Persona relajada















Esto ocurre por la siguiente razón: Estudios han demostrado que la comunicación entre el cerebro y el corazón es de dos vías. En otras palabras, el corazón envía tantas señales al cerebro como el cerebro envía al corazón. Como consecuencia, si el corazón late de una forma coherente (no estresado), envía señales al cerebro para que elimine el estrés mediante un proceso fisiológico de reducción de hormonas del estrés y aumento de hormonas "positivas".

Resumiendo: 
  • Aprenderás a cambiar rápidamente tus reacciones ante el estrés.
  • Incrementar tu energía.
  • Mejorar tu bienestar y rendimiento.
  • Aumentar tu capacidad reactiva y cognitiva.
  

Posibles usos de Coherencia Cardíaca:

  • Estrés y control emocional.
  • Ansidad, ataques de pánico.
  • Síndrome de déficit de atención en niños.
  • Ataques de asma.
  • Hipertensión, problemas cardiovasculares, arritmias.
  • Enfermedades relacionadas con el estrés.
  • Depresión.
  • Diabetes. 

    Contenido del taller: 
    • La relación entre el corazón, el estrés y el sistema nervioso simpático y parasimpático.
    • La técnica de Coherencia Cardíaca del Instituto Heartmath para eliminar el estrés.
    • Sesiones de entrenamiento y prácticas.
    • Sesión de medición del estrés de los participantes usando el software de Coherencia Cardiaca.
    • Instrucciones sobre uso diario, periódico, etc.
    Este taller está dirigido a toda persona que desee eliminar su estrés entrenando su corazón.
       Precio del taller: 60 €.
Si estás interesado en tener el software personal de Coherencia Cardíaca y saber a manejar el programa, no dudes en consultarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario